Rayos U.V.A.

Diez cosas que debemos saber sobre los rayos ultravioleta

logo-rayos1. Desde la antigüedad los griegos y los romanos conocían los efectos beneficiosos de la exposición al sol; así, se utilizaba la helioterapia para el tratamiento de algunas afecciones, con el transcurso de los siglos y el desarrollo de la tecnología la medicina ha podido «aprovechar» esa parte del espectro de la luz solar que es beneficiosa para tratar algunos problemas cutáneos cuando no se podía disponer del sol.

2. Los riesgos de la exposición a los rayos ultravioleta en cabinas son superponibles a los efectos de la radiación solar. Lo que sucede es que la dosis es acumulativa; las personas que acuden de forma regular a los solárium y se exponen de forma mantenida a los rayos incrementan los riesgos, al igual que sucedería con aquellas personas que se exponen de una forma crónica a la radiación solar. La normativa establece que las cabinas de rayos ultravioleta deben de emitir por debajo de una determinada potencia y en una determinada longitud de onda.

3. A la hora de usar las cabinas de bronceado es fundamental tener en cuenta el fototipo cutáneo: no responde igual una persona de pelo oscuro, ojos oscuros y que pigmenta fácilmente con el sol que las personas de piel clara, ojos azules, pelo rubio o pelirrojos. De todas formas, la exposición a los rayos ultravioleta sin las adecuadas medidas de fotoprotección favorecerá la aparición de los efectos perjudiciales como el envejecimiento cutáneo precoz y la aparición de lesiones precancerosas y cáncer cutáneo como melanoma, carcinoma basocelular y espinocelular.

4. En los últimos años estamos asistiendo a un aumento en la incidencia del cáncer cutáneo melanoma y no melanoma, que se ha relacionado directamente con el cambio de los hábitos de exposición al sol. Se ha observado asimismo que aquellas personas que son usuarias habituales de cabinas de bronceado tienen un mayor riesgo de desarrollar un cáncer de piel en un futuro.

5. La radiación solar actúa sobre el sistema inmunológico produciendo un efecto beneficioso en diversas patologías cutáneas. En la actualidad la radiación ultravioleta se utiliza en los servicios de Dermatología para el tratamiento y control de distintas afecciones cutáneas como psoriasis, dermatitis atópica, algunos linfomas cutáneos y determinadas fotodermatosis. Siempre bajo un estricto control médico, ajustando la dosis adecuada a cada paciente y patología.

6. Algunas zonas de nuestro organismo deben de protegerse especialmente de la acción de la radiación ultravioleta como son el área genital y la cara.

7. Los menores de 18 no deben acudir a cabinas de bronceado .

8. No se recomienda el uso de cabinas de bronceado en mujeres embarazadas.

9. En cuanto al uso de las cabinas de bronceado en personas que siguen algún tipo de tratamiento, hay que tener en cuenta que algunos fármacos pueden ser fotosensibilizantes, propiciando la aparición de reacciones cutáneas fototóxicas o fotoalérgicas, en ocasiones con importante repercusión sistémica. El número de fármacos que están implicados en dichas reacciones cada vez es más numeroso, en algunas ocasiones va a influir también la susceptibilidad de cada individuo. En las unidades de fotobiología de los Servicios de Dermatología, antes de comenzar un tratamiento con fototerapia, se realiza un estudio minucioso de cada paciente. Además, en la normativa que regula el uso de cabinas de bronceado se advierte al paciente que si está tomando algún fármaco deberá consultar con su médico antes de exponerse a la radiación ultravioleta.

10. No existe ningún aval médico que se conceda a los solarium. Deben cumplir la normativa existente que se establecen en cada Comunidad Autónoma.

La información médica ofrecida en esta web se ofrece solamente con carácter formativo y educativo, y no pretende sustituir las opiniones, consejos y recomendaciones de un profesional sanitario.
Las decisiones relativas a la salud deben ser tomadas por un profesional sanitario, considerando las características únicas del paciente.

Rayos UVA: ventajas y desventajas.

Quisiera saber las ventajas e inconvenientes de realizarse los rayos uva.

La gran importancia que se da a la estética en nuestros días ha contribuido al auge de las cabinas de rayos UVA. Broncearse en cabina tiene una ventaja indiscutible: poder mantener un bonito color de piel durante todo el año con un método limpio, rápido y efectivo y que incluso puede venir bien a algunas personas para paliar ciertas afecciones cutáneas como soriasis o acné. No obstante, hay dermatólogos que los desaconsejan porque los rayos ultravioletas tipo A agotan los sistemas de autodefensa de la piel si se toman repetidamente y producen fotoenvejecimiento cutáneo irreversible, es decir, originan arrugas y pérdida de elasticidad. Incluso algunos han constatado que pueden producir lesiones cutáneas que puedenmanifestarse en manchas y melanomas.

Lo importante es saber que se corre riesgo y que por tanto, hay que tomar siempre precauciones y seguir unas recomendaciones básicas:

  • Acudir a centros de probada calidad e higiene.
  • Ponerse siempre protección solar y productos específicos para este tipo de bronceado.
  • No excederse en los tiempos de exposición recomendados.
  • Ponerse siempre las gafas de sol especiales para proteger los ojos.
  • Nunca tomar rayos UVA si se tiene la piel muy clara, si se está embarazada o si hay antecedentes de cáncer de piel en la familia.
  • No crearse una adicción y no abusar del número de sesiones.

Tener un buen tono de piel no está reñido con la precaución.

 

TOP

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. + info